Disminuir el impacto ambiental con arquitectura sostenible es posible

31/12/2017
La arquitectura sostenible es aquella que tiene como objetivo el respeto hacia el medio ambiente teniendo en cuenta la eficiencia de los materiales utilizados, la estructura de la construcción y el impacto que tiene el edificio en el entorno. Esta reciente vertiente de la arquitectura pretende fomentar la eficiencia energética, evitando así el gasto innecesario de energía en este tipo de edificaciones. Los edificios construidos de forma sostenible son capaces de aprovechar los recursos que proporciona el medio ambiente para lograr el funcionamiento de sus sistemas minimizando el impacto generado en el entorno. 

En definitiva, el impacto medioambiental ocasionado por las edificaciones queda reducido gracias a la arquitectura sostenible. Así que si estás interesado en un proyecto de arquitectura sostenible, no puedes perderte los siguientes tips. 

 

1. Apuesta por las energías 100% verdes 

Uno de los principios básicos de las edificaciones sostenibles es el uso de las energías renovables como fuente principal de energía. Actualmente la mayoría de las comercializadoras de luz - en menor medida las de gas natural - ofrecen tarifas donde la electricidad proviene en su totalidad de fuentes de energía respetuosas con el medio ambiente. 

Por ello, si quieres mantenerte en la línea de la arquitectura sostenible, puedes optar por cambiarte de compañía eléctrica a una que ofrezca una tarifa con energía 100% verde. Puedes consultar cómo solicitar el cambio de comercializadora de luz haciendo clic aquí. Entre las comercializadoras más conocidas en el país que tienen ofertas de luz respetuosas con el entorno encontramos Iberdrola - todos los planes ofrecidos utilizan electricidad que proviene de fuentes de energía renovables, reduciendo así las emisiones de CO2. En caso de que quieras cambiarte a Iberdrola, bien solicitando un cambio de titular o de tarifa, visita esta página web para saber la documentación que tienes que presentar. 

 

2. Maneras de conseguir eficiencia energética 

La eficiencia energética, como bien indica su nombre, pretende lograr el uso eficiente de la energía con el fin de reducir el consumo de ésta. Se puede conseguir eficiencia energética optimizando lo que consumimos adoptando diferentes hábitos y prácticas. En concreto, tener una vivienda energéticamente eficiente puede hacer que reduzcas hasta un 40% tus facturas de luz y gas natural según el artículo publicado en El Economista. 

Una de las técnicas básicas de la arquitectura sostenible son los diseños que dejan entrar la mayor cantidad de luz posible, permitiendo así aprovechar la luz solar al máximo. Junto a la luz solar, reducir el consumo de electricidad se puede conseguir utilizando lámparas de bajo consumo, bombillas LED o mecanismos de control de la iluminación. 

Otro principio básico de la eficiencia energética en la edificación sostenible es el aislamiento térmico para evitar fugas de calor en los meses más fríos así como filtraciones de agua. Así, se disminuye el uso de la calefacción en los meses de invierno que supone alrededor de un 46% del consumo doméstico total. 

 

3. Impacto medioambiental de los edificios 

El objetivo final de la arquitectura sostenible es la reducción del impacto medioambiental de los edificios. Esto no significa pensar únicamente en el impacto que tendrá una vez construido: hay que tener el cuenta todo el ciclo de vida de edificio. Tanto el proceso de construcción de un edificio como la demolición de éste tienen que estar pensados de forma que se contamine lo menos posible.